Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 18/09/14

1

Estamos en la recta final del viaje que estoy compartiendo contigo. Espero haber sabido transmitir las sensaciones vividas en el viaje.

Antes de llegar a Toronto y a Niágara, un pequeño descanso. Por cierto, apetecen esas frambuesas, arándanos, fresas.. en un país lleno de bosques y naturaleza, es lógico encontrar en abundancia este tipo de frutos del bosque, Y sí, picamos y comimos un cesto de esos.

Pero vamos al paseo. El río San Lorenzo, que es enorme y por el que pasan cargueros de todo tipo, tiene en un rincón lo que se llama Thousand Islands. Osea, mil islas. Es un enclave en el San Lorenzo lleno de pequeños islotes, contabilizándose del orden de 1.800 islotes. Muchos de ellos han sido comprados, desde luego no por gente humilde, para construir villas, caserones y grandes mansiones. Te dan un paseíto en barco por la zona, supongo que para ponerte los dientes largos..aunque no sé si viviría allí.

2

4

3

En uno de los islotes, que dicen tiene forma así como de corazón, hay una historia curiosa. Dicen que un millonario, el propietario hotelero Boldt, compró la isla y empezó a construir en ella un castillo dedicado a su mujer. En 1904 su mujer falleció y el millonario, triste, abandonó su idea y no volvió al islote. Ooooh.. Este es el islote.

5

Un poco hortera, no? Bueno, cuestión de gustos.

6

Hay una cosa curiosa en ese entorno de las Mil Islas. Dicen que allí está el puente internacional más pequeño del mundo..porque todos estos islotes son compartidos entre Canadá y EEUU, como habrás visto en alguna mansión que luce la bandera americana. Este es el puente

7

Y antes de dejarte hasta el próximo capítulo, mira estas imágenes. Llama la atención el poderío que hay en materia de coches, motos (motazas..), caravanas que parecen hoteles de cinco estrellas y esos pedazo de camiones americanos que me encantan.

8

9

10

Chulos eh? Bueno, hasta la próxima etapa

Anuncios

Read Full Post »